La Apuesta por Entender el Territorio

Transformar el relacionamiento del sector minero - energético

El sector minero-energético es una de las industrias que más ha contribuido al crecimiento productivo y económico del país, sin embargo, la importancia de su aporte al fortalecimiento social, a la protección del medio ambiente y al desarrollo del territorio ha sido relegada a un segundo plano, extraviándose en el polarizado debate sobre los impactos y problemáticas asociadas a la actividad del sector.

Los desafíos de la cambiante realidad nacional evidencian, una vez más, que los retos de los fenómenos medioambientales y sociales asociados a las actividades minero energéticas persisten. El punto de inflexión se da cuando se asume su abordaje desde una visión de corresponsabilidad y reconocimiento de los actores participes de las dinámicas económicas y sociales del sector en el país.

En este sentido, el sector, en cabeza de la Oficina de Asuntos Ambientales y Sociales del Ministerio de Minas y Energía-MME, ha asumido el compromiso de consolidar unos lineamientos de política para fortalecer la articulación y el buen relacionamiento de las entidades minero energéticas con las autoridades ambientales, territoriales y las comunidades, promoviendo espacios de diálogo y concertación social, que se enfoque en el territorio, lo comprenda y responda a sus necesidades.

Esta apuesta institucional está enfocada en comprender el territorio, sus dinámicas, actores y posibilidades de manera que se transforme el contexto de conflictividad y polarización en oportunidades para construir un desarrollo sostenible y productivo, y así el bienestar de toda la población.

Incluir las variables ambientales y sociales en el sector minero energético cobra importancia en tanto promueve las acciones estratégicas entorno al rol del Estado, de las políticas públicas y su interacción con diferentes actores sociales y empresariales, bajo una lógica común: potenciar y proteger el aprovechamiento de los recursos ambientales y las capacidades sociales del territorio.

A través de la gestión de la Oficina de Asuntos Ambientales y Sociales –OAAS- se coordina y promueve acciones eficientes e integrales para contribuir con la transformación del relacionamiento del sector minero energético y el territorio para el fortalecimiento y el beneficio de la comunidad.

Alcanzando estos objetivos de relacionamiento, el aporte del sector minero energético será evidente tanto para la economía nacional como para el desarrollo rural y fortalecimiento local.

 

Cambio Climático y la Tragedia de los Comunes

Competitividad y desarrollo para el país y el sector minero – energético

  

Uno de los grandes paradigmas en las ciencias sociales es la tragedia de los comunes (Hardin, 1968), dicho paradigma sostiene que si las personas buscan maximizar su beneficio de forma individual harán uso de ciertos bienes o recursos naturales hasta que estos se agoten.

El calentamiento global puede ser considerado como el ejemplo más grande de la tragedia de los comunes. Las concentraciones actuales de Dióxido de Carbono -CO2- duplican los niveles más altos observados históricamente (Figura 1).

Foto: Eduardo José Sánchez Sierra. 2011    

 

Esto nos lleva a dos cuestiones fundamentales: cómo disminuir las emisiones y cómo adaptarnos a un entorno cambiante.

Figura 1. Concentraciones históricas de CO2. Fuente. NASA: Climate Change (2017).

Considerando lo anterior, es necesario que el sector entienda el comportamiento del clima para mantener o incrementar la competitividad. Para avanzar en este propósito, el Ministerio de Minas y Energía ha definido los potenciales de mitigación para el sector los cuales muestran que es viable una reducción de entre el 19% y el 25%, con una alta probabilidad de llegar al 21% en 2030 (Figura 2). Estas acciones de mitigación le permiten al sector atender a los compromisos, cada vez más demandantes, de reducción de emisiones contenidos en los acuerdos de COP 21. Por lo tanto, una vez identificadas las áreas, el objetivo es desarrollar las señales de política necesarias para que el sector privado tenga las herramientas suficientes para reducir emisiones sin sacrificar la competitividad.

Figura 2. Potenciales de Mitigación. Fuente: Ministerio de Minas y Energía, 2017.

Adicionalmente, la OAAS avanzó en el análisis de riesgo climático para hidrocarburos. La figura 3 muestra un ejemplo de las amenazas establecidas, esto servirá para entender los riesgos asociados al cambio climático y la variabilidad climática.

Figura 3. Adaptación en el sector de hidrocarburos. Fuente: Ministerio de Minas y Energía, 2017.

La adaptación es una prioridad en la medida que de su entendimiento depende la competitividad. En este sentido se espera continuar aplicando lo aprendido en términos de metodologías de análisis a los sectores de energía eléctrica y minería.

La existencia de acuerdos institucionales fuertes es la clave para superar la tragedia de los comunes, Orstrom (1990) demostró que es posible gobernar bienes comunes si existen acuerdos institucionales legítimos; el reto es lograr que los resultados logrados sean adecuadamente traducidos a la labor diaria del MinMinas de modo que se continúen dando señales regulatorias para el desarrollo resiliente y bajo en carbono.

 

LIDERA, un componente de la Estrategia Territorial de Hidrocarburos - ETH, que promueve la sostenibilidad del sector

Mediante el fortalecimiento de actores en las regiones, mejoramos su relacionamiento

El Ministerio de Minas y Energía (MinMinas) en coordinación con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y el acompañamiento del Ministerio del Interior y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), desarrollan la Estrategia Territorial para la Gestión Equitativa y Sostenible del Sector Hidrocarburos (ETH).

Se trata de un mecanismo de promoción y construcción de paz los territorios donde se desarrolla la cadena productiva de hidrocarburos, a través del fortalecimiento y la articulación de la institucionalidad pública, la sociedad civil y la industria, mediante el diálogo, la solución pacífica de conflictos y la consolidación de escenarios participativos de planificación.

  

LIDERA es un componente de la ETH, a cargo del Ministerio de Minas y Energía que busca el fortalecimiento de los actores y la prevención de la conflictividad, mediante capacitación en temas técnicos; acompañamiento institucional a los actores durante la realización de las actividades de hidrocarburos; recomendaciones de política pública y, la promoción de una mayor articulación de la inversión social de las empresas del sector.

Hasta la fecha, se han realizado ochenta y cinco (85) talleres municipales, dictados por expertos en las diez (10) regiones priorizadas por la ETH, que cubren el 98% del territorio donde existe actividad, con la asistencia de 8.000 personas aproximadamente.

Las temáticas tratadas responden a solicitudes de cada municipio, entre ellas, la política petrolera y los beneficios de la actividad para el país y las regiones, la minuta del contrato entre la Agencia Nacional de Hidrocarburos - ANH y las industrias, la inversión social, las regalías, el Incentivo a la Producción, la licencia ambiental, la sísmica, el Servicio Público de Empleo-SPE y las buenas prácticas.

Foto: Taller de Regionalización, celebrado en el Corregimiento El Morro, municipio de Yopal, Casanare, el 16 de febrero de 2017. Oficina de Asuntos Ambientales y Sociales  


Para la promoción de la articulación de la inversión social, trabajamos con el programa de Inversión Social Sostenible de la ANH, el apoyo de la Oficina de Regalías del MME, de otras instituciones del Estado, la industria, autoridades y las comunidades. Se busca la implementación de proyectos de alto impacto y la diversificación económica en las regiones.

Foto: Taller de Regionalización en San Juan de Arama, Meta, 6 de diciembre de 2016. Oficina de Asuntos Ambientales y sociales

 

 

Dimensión Minero Energética en el Ordenamiento Territorial

La Unidad de Planeación Minero Energética – UPME promueve el intercambio de información y la participación asertiva del sector mediante la incorporación de la dimensión minero energética en los instrumentos de ordenamiento territorial.

   Con el ánimo de aportar en la construcción de una visión integradora en el ordenamiento territorial, la UPME desarrolló la Caja de herramientas , como un conjunto de instrumentos con información estadística y cartográfica, guías técnicas, estudios de caso y otros insumos que buscan fomentar un diálogo informado, proactivo y permanente entre los diferentes niveles de gobierno, y entre éstos y las comunidades.
Foto: Archivo    


El proceso de construcción contó con diversos espacios de participación tanto de entidades públicas y privadas del sector minero energético, como de entidades con funciones vinculadas al ordenamiento del territorio. A nivel regional se desarrollaron talleres de discusión técnica con participación de representantes de autoridades ambientales regionales, alcaldías, gobernaciones, academia y gremios, entre otros; a nivel local, se documentó la experiencia en la incorporación de la dimensión sectorial en el ordenamiento territorial de los municipios de Sogamoso (Boyacá), Santa Rosa (Cauca), Villavicencio (Meta) y Yumbo (Valle).

La Caja de Herramientas está orientada tanto a las autoridades territoriales encargadas de los procesos de formulación y ejecución de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) Municipal y de los Planes de Ordenación y Manejo de Cuencas Hidrográficas - POMCA, como a los actores públicos y privados del Sector Minero Energético y comunidad en general que participan en dichos procesos.

Con esta herramienta se espera contribuir con la gestión de los diferentes actores en el territorio y como un mecanismo para prevenir posibles conflictos relacionados con el uso y la ocupación del suelo, potenciando de manera particular las oportunidades que representa el Sector Minero Energético para el desarrollo rural de las regiones.

 

 

El Ministerio de Minas y Energía Planea un Sector Energético Sostenible

El futuro energético de Colombia se alinea con cuatro objetivos de desarrollo sostenible definidos por Naciones Unidas


Foto: http://www.andi.com.co/ANDITV/Paginas/Colombia%20Genera/Colombia-Genera-2017.aspx

Así lo manifestó el pasado 23 de febrero, el Ministro de Minas y Energía Germán Arce Zapata, durante su participación en la 6ª edición de Colombia Genera. El jefe de cartera recalcó el papel del sector minero energético en el cumplimiento de cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible-ODS planteados por Naciones Unidas, las acciones más destacadas según el ministro son:

  

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

   El Ministerio se encuentra formulando el Plan de Gestión Integral del Cambio Climático Sectorial, en el que se definen las estrategias de adaptación de la industria minero energética a los riesgos generados por el cambio climático
         
  Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos   Se ha logrado conectar a cerca de 4.500 familias con proyectos financiados con recursos del Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas no Interconectadas (FAZNI) y se espera que para 2030, el 9% de la matriz de generación del país sea con energías renovables
         
  Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles   El Ministerio ha identificado cuatro líneas estratégicas asociadas al consumo y producción sostenible, con las que se espera una reducción aproximada del 20% de sus emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) a 2030
         
  Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles   La eficiencia energética se presenta como uno de los pilares que garantizan la sostenibilidad en las ciudades del futuro, en Colombia la eficiencia energética se promueve a través de mecanismos como el Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía (PROURE), el Reglamento Técnico de Etiquetado (RETIQ) y el impuesto al carbono.

 

De esta manera el Ministerio lidera las acciones sectoriales que contribuyen de manera significativa al avance del país en el logro de los ODS.

 

 

La gestión del conocimiento: Herramienta para la articulación interinstitucional

El capital humano, la colaboración y la comunicación, oportunidades para transformar el sector

Los desafíos del sector minero energético colombiano para continuar siendo protagonista en la construcción de un país competitivo, eficiente y sostenible, le exigen a la estructura organizacional abordar problemas complejos y atender las necesidades de una sociedad con grandes expectativas.

Ante este escenario, la gestión del conocimiento se convierte en una herramienta que permite crear valor por medio del manejo de activos intangibles del conocimiento, implementar ideas innovadoras, esquemas trabajo colaborativo y cooperación entre los diversos actores que componen el sector.

Con el fin de fortalecer las capacidades de sus servidores públicos, el Ministerio de Minas y Energía y su Oficina de Asuntos Ambientales y Sociales adelantan un ciclo de capacitaciones para apropiar los beneficios de la gestión del conocimiento en el quehacer y contexto del sector público. 

En consecuencia, el pasado 22 de marzo, con gran expectativa llegaron al taller "Herramientas y beneficios de la gestión del conocimiento para las entidades del sector minero energético de Colombia" 35 personas de las diferentes direcciones misionales y entidades adscritas al ministerio.


Foto: Participantes Taller Herramientas y beneficios de la gestión del conocimiento para las entidades del sector minero energético de Colombia

En el taller, dirigido por Edna Bravo [1], del Centro para la tecnología y la innovación tecnológica (INNOTEC), se trabajaron los aspectos humanos y culturales, las motivaciones personales y las metodologías orientadas al intercambio multidisciplinario, la comunicación y la colaboración. 

Los participantes, a partir de estudios de caso y la reflexión sobre experiencias propias, abordaron los conceptos fundamentales de la gestión del conocimiento, identificando los potenciales beneficios para sus instituciones.

El propósito común identificado en este primer espacio fue abordar el "concepto de red" como herramienta para facilitar la comunicación asertiva en el desarrollo de proyectos colaborativos. Al finalizar la jornada, los participantes se mostraron motivados para adoptar nuevas formas y miradas en su quehacer y se comprometieron a promover en sus entidades, el uso compartido de la información y la generación de conocimientos para contribuir a la sostenibilidad del sector.


[1] PHD. BUSINESS ADMINISTRATION; TECHNICAL UNIVERSITY OF CATALONIA. Profesora Escuela de Estudios Industriales y Empresariales, Universidad Industrial de Santander-UIS. Directora Laboratorio Semiosis Lab. Investigadora INNOTEC.