Boletín No. 17 Bogotá, Noviembre de 2010
 
 
Carlos Rodado Noriega
Ministro de Minas y Energía
 
Tomás González Estrada
Viceministro de Minas
 
Beatríz Duque Montoya
Directora de Minas
 
PRECIOS MINERALES
 
Mineral
Promedio Octubre 25 al 29 de 2010
Cobre LME (US$ / Ton) 8.370,20
Niquel LME (US$ / Ton) 23.125,00
Oro LME (US$ / Oz Troy) 1.334,35
Plata LME (US$ / Oz Troy) 23,73
Platino LME (US$ / Oz Troy) 1.695,00
 
 
NOTICIAS
 
  • VI FERIA INTERNACIONAL MINERA

    La VI Feria Internacional Minera organizada por la Gobernación de Antioquia el Ministerio de Minas y Energía de Colombia y la Cámara Asomineros de la ANDI, se llevó a cabo del 6 al 8 de octubre en Plaza Mayor – Medellín, Antioquia.

    El acto de apertura estuvo a cargo del Ministro de Minas y Energía Carlos Rodado Noriega, de la Ministra de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, del Gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos y del Presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas.

    Para esta versión se contó con muestra comercial en tres pabellones, uno de ellos internacional, donde participaron países como Canadá, Chile, Australia, EE.UU, Israel, Polonia y Corea, ronda de negocios con 20 proyectos del banco del Ministerio de Minas y Energía y de la Secretaria de Minas de la Gobernación de Antioquia y el I Seminario Internacional.
  • VISITA DEL MINISTRO DE MINAS Y ENERGIA A LIMA

    El Ministro de Energía y Minas Carlos Rodado Noriega, junto con la Directora de Minas, Dra. Beatriz Duque visitó en Perú a las diferentes instituciones que tienen competencia en el tema minero de ese país.
  • SESIONES DE DISCUSIÓN DE LA POLITICA DE SEGURIDAD MINERA Y LOS DECRETOS DE SEGURIDAD

    Con rotundo éxito, la Dirección de Minas realizó durante los días 6, 7 y 8 de octubre de 2010, en el marco de la VI Feria Internacional Minera, unas sesiones de trabajo a las que asistieron reconocidos inversionistas mineros expertos en el tema de seguridad minera, académicos en la rama de la ingeniería de minas y ciudadanía en general,cuya finalidad principal era recibir las correspondientes sugerencias, comentarios y observaciones del documento de Política de Seguridad Minera Nacional, documento de Estrategias de Implementación de la Política de Seguridad Minera Nacional y del proyecto de actualización de la reglamentación técnica en materia de seguridad en las labores mineras, específicamente del Decreto 1335 de 1987, los cuales surtieron el proceso de consulta pública a través de la página Web del Ministerio de Minas y Energía.
  • I REUNION DE SUBCONSULTIVA DE TERRITORIO Y AMBIENTE DE COMUNIDADES NEGRAS CON EL MINISTERIO DE MINAS Y ENERGIA

    En el marco de las sesiones XXVII y XXVIII de la Comisión Consultiva Nacional de Alto Nivel de las Comunidades Negras, realizadas en la ciudad de Bogotá los días 16 de enero y 26 de febrero de 2010, el Ministerio de Minas y Energía adquirió el compromiso de realizar una Consultiva de alto nivel sobre el tema minero.
  • CONGRESO COLOMBIANO DE MINERIA EN SU DECIMOSEXTA VERSIÓN

    La Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín y la Asociación colombiana de expertos en Geoingeniería y Economía de Minas y Petróleos AGEMPET están en el proceso de preparación del Congreso Colombiano de Minería en su decimosexta versión.
  • RESOLUCION No. 18 1714 SOBRE DELCARACION DE UN AREA DE RESERVA ESPECIAL

    Mediante Resolución 18 1714 del 29-09-2010 se declaró un área de reserva especial en los municipios de Tiquisio y Río Viejo, Sur de Bolívar, en las zonas conocidas en la región con los nombres de "Mina Hedionda y Bogotá", la cual abarca un área de 1042,6 hectáreas.
  • INHABILIDADES DE EMPRESAS Y PERSONAS NATURALES

    El Ministerio de Minas y Energía facilita la información de empresas y personas naturales que se encuentran inhabilitadas para contratar con el estado, debido a declaratorias de caducidad en temas mineros.
 
INFORMACIÓN SECTORIAL
 
 
 
MÁS INFORMACIÓN
 
 
 
 
 
 
 
 

REGALÍAS, DESARROLLO PARA TODOS LOS COLOMBIANOS

• “Que las regalías beneficien a todos los colombianos, que haya un ahorro para contribuir a la estabilidad macroeconómica y a la equidad social e intergeneracional, son los principios fundamentales de este proyecto de Acto Legislativo”.

Colombia tiene un gran desafío: disminuir los desequilibrios regionales existentes y el número de personas pobres. Según palabras del Presidente Juan Manuel Santos, la meta es sacar de la pobreza a siete millones de colombianos y sacar de la indigencia a otros cuatro millones, en los próximos cuatro años.

Por eso, cuando el Presidente Santos habla de las cinco locomotoras que mueven al país, se refiere a aquellos sectores: agricultura, infraestructura, innovación, vivienda y energía, que se deben priorizar para alcanzar la Prosperidad Democrática, esa aspiración por la que votamos más de nueve millones de colombianos en los pasados comicios electorales.

Sin lugar a dudas, establecer ejes estratégicos de acción permite dar dirección a nuestro proyecto de país, así como focalizar esfuerzos y recursos, que se traduzcan en hechos concretos, tangibles para los colombianos.

Este Ministerio, como líder de esa locomotora llamada energía, está a cargo no sólo de asegurar el abastecimiento energético del país en el corto y largo plazo, sino de apalancar el desarrollo regional y nacional, así como los procesos de innovación tecnológica. Aunque parece una pesada carga, es más una cuestión de redireccionar recursos hacia esos sectores o regiones de nuestro país que requieren mayor atención.

Pero, ¿Cómo hacerlo? Es bien sabido que el sector minero energético se ha consolidado en los últimos años como uno de los principales motores de la economía nacional. La atracción de inversión extranjera directa, el desarrollo de grandes proyectos de generación eléctrica, así como el aumento en la producción de hidrocarburos y minerales, han ayudado a dinamizar la economía y mostrar cifras positivas, mitigando los efectos de la crisis económica mundial.

Y es precisamente ese aumento de la producción hidrocarburífera y minera el que ha representado grandes ingresos para el país y las regiones, en forma de regalías. Pero desafortunadamente, no se ha visto reflejado en grandes obras, sino más bien, se ha atomizado en pequeños proyectos de poco impacto, difíciles de rastrear y aún más de medir.

Es en esos momentos cuando nos preguntamos ¿En concreto, en qué se han invertido los 40,2 billones de pesos de regalías girados entre 1994 y 2009? ¿Esos dineros verdaderamente han promovido el desarrollo de los departamentos y municipios productores? Las respuestas no son claras. Por eso, el Gobierno Nacional ha presentado un proyecto para modificar la Ley de Regalías, bajo tres conceptos fundamentales: equidad intergeneracional, equidad social y equidad regional.

La equidad intergeneracional, se basa en generar ahorros para épocas de escasez, promover el carácter contracíclico de la política económica y mantener estable el gasto público a través del tiempo. La idea es evitar efectos adversos como los que sufrió el país con el fin de la bonanza cafetera, cuando no se tuvo la precaución de ahorrar en la época de abundancia y luego, en época de escases, no fue sostenible el mismo nivel de gasto y sobrevino la crisis.

Por su parte, la equidad social busca que la inversión de los ingresos minero-energéticos priorice los proyectos que beneficien a la población más pobre, aquella que vive en las zonas costeras, fronterizas y las más aisladas del país. Finalmente, la equidad regional reconoce que los recursos del subsuelo son una propiedad de todos los colombianos y por lo tanto, deben favorecer el desarrollo regional de todos sus departamentos y municipios.

Fiel a estos conceptos, la idea es financiar proyectos regionales de desarrollo económico, social y de infraestructura; inversiones en ciencia, tecnología e innovación; continuar con el ahorro pensional territorial; y sumar un ingrediente fundamental, esto es, generar ahorro público.

Conscientes que el esquema actual no asegura una inversión rentable de las regalías y es socialmente inequitativo, el proyecto propone la supresión del Fondo Nacional de Regalías y crea una nueva estructura basada en un Sistema General de Regalías.


En el nuevo sistema, para tranquilidad de los entes territoriales, los departamentos, municipios y distritos en cuyo territorio se adelanten explotaciones de recursos naturales no renovables; así como los puertos marítimos y fluviales por donde se transporten dichos recursos o productos derivados de los mismos, seguirán recibiendo una parte de las regalías.

El cambio fundamental está en la creación de dos fondos, uno de Ahorro y Estabilización y otro de Competitividad Regional, así como en la destinación del diez por ciento de los recursos del Sistema General de Regalías (descontados los valores destinados a los fondos) a proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

El Fondo de Ahorro y Estabilización, que será administrado por el Banco de la República, se alimentará de los ingresos por regalías que estén por encima de los márgenes esperados, o en otras palabras, de los excedentes que genere el sector. Así, en épocas en que los ingresos sean inferiores a lo presupuestado, se desacumularán recursos del fondo para financiar los proyectos públicos.

Por su parte, la finalidad del Fondo de Competitividad Regional, administrado por el Gobierno Nacional, es la financiación de proyectos regionales de desarrollo. La distribución de sus recursos se realizará con base en los criterios de pobreza, eficiencia, población y equidad regional.

Este fondo se divide en dos, el Fondo de Compensación Regional, y que tendrá una vigencia de 20 años, destinará recursos a las regiones más pobres del país, con prioridad a las zonas costeras y fronterizas, aquellas que presentan mayores índices de necesidades básicas insatisfechas. Por su parte, al Fondo de Desarrollo Regional, de duración indefinida, tendrán acceso todas las regiones del país a través de proyectos de inversión presentados por grupos de municipios o departamentos.

Así, a través de estos fondos, se fortalece la integración de las entidades territoriales alrededor de proyectos comunes, se promueve la coordinación y planeación de la inversión de los recursos y la priorización de grandes proyectos de desarrollo.

Como puede verse, el proyecto de acto legislativo permitirá distribuir de una manera más equitativa los recursos de las regalías, de acuerdo a las necesidades más apremiantes del país: invertir en las el desarrollo de las regiones más pobres del país; continuar con el ahorro pensional territorial; financiar proyectos regionales de desarrollo económico, social y de infraestructura; realizar inversiones en ciencia, tecnología e innovación; y generar ahorro público para las épocas de escasez.

En la Comisión Primera del Senado, con 14 votos a favor y tres en contra, ya se dio vía libre al proyecto de acto legislativo y esperamos que al terminar su trámite en el Congreso, podamos decir satisfechos que contamos con el nuevo Sistema General de Regalías.